Cartelera Eduardo Manostijeras
::Eduardo Manostijeras
Guia vocacional para jóvenes y adultos (249 Kb)
Título original: Edward Scissorhands (1990)
Director: Tim Burton

Temas vocacionales: Perseverancia, ser diferente, rechazo, frustración, superación de dificultades


Calificacion 8
1.Ficha técncica

Título original: Edward Scissorhands
Título en algunos países: El joven Manos de Tijera
Director: Tim Burton
Año: 1990
Intérpretes: Johnny Depp (Edward), Winona Ryder (Kim Boggs), Dianne Wiest (Peg Boggs), Anthony Michael Hall (Jim), Kathy Baker (Joyce Monroe), Alan Arkin (Bill Boggs), Vincent Price (Inventor), O-Lan Jones (Esmeralda)
Duración: 105 minutos
Estudio: 20th Century Fox
Productores: Tim Burton, Denise DiNovi
Guión: Caroline Thompson. Con argumento de Tim Burton y Caroline Thompson
Fotografia (color): Stephan Czapsky
Música: Danny Elfman
Diseño de producción: Bo Welch
Género: Drama

2.Sinopsis

Erase una vez... un castillo donde vivía un inventor que dedicó parte de su vida a crear una criatura perfecta a la que llamó Eduardo. Pero el inventor murió de repente y dejó incompleta su creación, ya que en vez de dedos tenía unas horribles manos con hojas de tijera.
El pobre Eduardo vivía sólo en el castillo hasta que una encantadora joven, que trabajaba para la firma Avon, lo llevó a su casa junto con su familia. Pero una criatura tan especial como Eduardo no estaba preparada para vivir en una ciudad tan extravagante y falsa como hipócrita...

3.¿Porqué "Eduardo Manostijeras" es una película vocacional? Apuntes para el animador

Eduardo manostijeras es una de las mejores películas de este director excepcional llamado Tin Burton. Es un cuento de hadas moderno que tiene, por ello, contenidos y enseñanzas morales. Un film que cuenta con numerosos fanáticos que consideran que fue una película infravalorada en su momento, pero que ha resultado ser una película de culto y una referencia en la filmografía de los años 90.

El eje central de la historia es la no aceptación por parte de la sociedad de los que son “diferentes”, de los que no cumplen los parámetros de lo que se considera “normal” en la sociedad. A esos hay que arrojarlos fuera de la ciudad porque llegan a ser peligrosos.

Eduardo se quedó incompleto: en lugar de manos tiene tijeras. Sin embargo, lo que parece una carencia, una deformidad, se convierte en la posibilidad de crear belleza: su jardín es una maravilla. Pero el problema está precisamente ahí; esas tijeras que en su casa producen obras de arte afuera son ocasión de dolor y sufrimiento.

Lo que llama la atención del guión es que al principio Eduardo es más o menos acogido: ¡hasta se organiza una barbacoa para recibirle en vecindario! Pero se le acoge como diferente y misterioso, como algo llamativo de lo que se puede sacar provecho: decoración en la jardinería, peluquería canina y femenina, abrepuertas, etc… El quisiera ser como todo el mundo, pero si tuviera manos no sería especial y perdería ese aire de misterio. Todos estos elementos nos muestran que esa acogida era meramente superficial, de tal manera que cuando surge un problema (fruto de una trampa) aparece el “ ya lo decía yo…”

Por todo ello Eduardo, que tiene un corazón bondadoso y es incapaz de hacer daño a nadie ni siquiera con el pensamiento, empieza a sufrir las consecuencias de haber sido creado diferente en un mundo tan cruel. Su gran drama, el drama más doloroso es cuando los demás le perciben de forma totalmente opuesta a como es realmente. Hasta Peg tira la toalla al final para reconocer que “ es preferible que regrese a su casa. Él estará a salvo y todos volveremos a la normalidad”. Sólo Kim descubre al final la belleza interior de Eduardo, yendo más allá de su aspecto agresivo. Es precisamente aquello que le diferencia de todos los demás lo mismo que le permite ser quien es, y de ahí la eterna contradicción del personaje, que sólo puede redimirse en el amor, en ese “ Te quiero ” que escucha al final de labios de Kim.

Como nos ha dicho Sergio en un foroPodemos decir que el mundo no está hecho para Eduardo o que Eduardo no está hecho para el mundo, da igual, el caso es que no podemos evitar querer pertenecer al mundo de Eduardo, y abandonar nuestro mundo, un mundo que hace que alguien como Eduardo termine solo, y repudiado por ser diferente, o mejor dicho, por no ser como los demás. Las tijeras, que permitían a Eduardo crear hermosas obras de arte son motivo de dolor en el mundo real, de forma que enseguida sabemos que este amargo poema sólo puede terminar de una manera ”.

¿Qué tiene que ver Eduardo manostijeras con la vocación? La clave de lectura que propongo es la de identificarnos con Eduardo. Los que hemos respondido a la llama del Señor y hemos tomado una opción de vida podemos fácilmente experimentar lo mismo que Eduardo: el sentirnos diferentes y el rechazo por ser diferente. También podemos añadir la experiencia del fracaso pastoral ante quienes no aceptan nuestra propuesta evangelizadora. Todo esto variará según los contextos y situaciones, sabiendo que cada caso es distinto de otro. Pero creo que de una u otra forma todos lo hemos experimentado alguna.

Con Eduardo podremos reflexionar sobre la sociedad que nos rechaza o que no acepta el mensaje (Evangelio) que ofrecemos; sobre cómo vivimos esta experiencia de frustración y fracaso; lo que podemos hacer para superarla, etc… Porque en definitiva todos tenemos la necesidad secreta de ser aceptados por aquello que somos y a pesar de lo que somos.

Desde esta perspectiva Eduardo manostijeras es una película para trabajar con los que se encuentran ya en una casa de formación (seminaristas, novicios/as) o se encuentran en los primeros años de ministerio.

4.Materiales para trabajar la película

4.1.Ver y analizar

  • ¿Cómo ha expresado el director la diferencia entre el mundo de Eduardo y el de la ciudad?
  • ¿Cómo describirías a los habitantes de la ciudad? ¿Reflejan realmente nuestra sociedad de hoy?
  • ¿Cómo se siente Eduardo en su nueva vida en la ciudad?
  • ¿Qué proceso de acogida-rechazo se da entre los vecinos? ¿A qué se debe?
  • ¿Por qué al final Peg quiere que Eduardo vuelva a su castillo?
  • ¿Qué es lo que finalmente descubre Kim en Eduardo? ¿Cómo lo descubre?
  • ¿Qué otro título pondrías a la película?
4.2.Nos interpela
  • ¿Qué sentimientos ha suscitado en ti el final de la película?
  • ¿En qué sentido se sientes identificado con Eduardo?
  • Las tijeras crean belleza pero también hacen daño y dan miedo. ¿Cuáles son “las tijeras” que como consagrados nos hace diferente a los demás?
  • ¿Qué experiencias de rechazo, como consagrado, has vivido? ¿Cómo has reaccionado?
  • ¿Cómo vivir y situarse en un mundo que no quiere contar con el Evangelio?
  • Kim dice a su nieta: “ Antes de que él viniera, no nevaba nunca. En cambio después, sí nevó. Si él no siguiera vivo, ahora no estaría nevando... ” ¿Cómo interpretas esta frase?
4.3.Oramos

- Canto apropiado y conocido por el grupo

- Yo quiero ser como tú, amigo Eduardo.

Yo quiero ser como tu, amigo Eduardo. Quisiera poder amar a mi padre con la pureza con la que tú lo haces. Te creó inacabado, pero le amas igual. Tu padre que te enseñaba cuantas tazas de te era necesario aceptar y cuantas rechazar, tu padre, que paraba su sabia explicación para leerte poesía. Nunca le reprochaste que no te diera manos, es más se lo agradeciste con tu creatividad, yo quiero ser como tu, amigo Eduardo.

Yo quiero ser como tú, amigo Eduardo, porque desde el primer momento en el que te sacaron de tu hábitat intentaste adaptarte con todo tu corazón a la mezquina vida mundana. Para todos tenías una palabra o un acto amable ya sea poniendo tu cara al servicio de los productos Avon o abriendo una lata de coca cola en una barbacoa.

Yo quiero ser como tú, amigo Eduardo, y hacer cosas bonitas como tus dinosaurios verdes y tus estatuas de hielo. Me bastaría saber hacerlas con mi cuerpo que a primera vista no está trabado pero tal vez se trate de eso tú utilizas tu deformidad para crear belleza, los tipos normales como yo y como los vecinos que a ti te rodean pocas cosas podemos hacer que se salgan de lo rutinario, yo quiero ser como tu amigo Eduardo.

Yo quiero ser como tú, amigo Eduardo, y enamorarme de una chica imposible por el simple hecho de enamorarme. Sabes que nunca podrás abrazarla pero la amarás igual y robarás y matarás por ella pero no por dinero o por hacer daño sino simplemente por amor, yo quiero ser como tú, amigo Eduardo.

Yo como quiero ser como tú, amigo Eduardo, porque eres un tipo sabio que repartiría una bolsa llena de dinero encontrada al azar entre sus seres queridos. ¿Dársela a la policía? ¿Que haría la policía?: repartirla entre sus "amigos" (que no seres queridos), yo quiero ser como tú amigo Eduardo.

Yo quiero ser como tú, amigo Eduardo, porque hay que saber llegar al límite en el momento justo. Ese límite donde no importa pinchar una rueda de un coche o cortarle una pata a un dinosaurio verde. Yo siempre llego al límite a destiempo y cuando eso sucede no hago más que tonterías, yo quiero ser como tú, amigo Eduardo.

Yo quiero ser como tú, amigo Eduardo, porque aunque pierdas a la chica sabes que la has ganado para siempre y ella nunca podrá ver la nieve de la misma forma y le contará a sus nietos una y otra vez tu hermosa historia que es a la vez la suya. Yo cuando pierdo a una chica me niega hasta el saludo.

Yo quiero ser como tú amigo Eduardo...

(Tomado de Humoyplacer en un foro)

- Texto bíblico 2 Cor 4, 7-12

- NOS HAS CREADO DIFERENTES

Te damos las gracias, Padre nuestro,
por habernos creado tan diferentes.
Te alabamos porque nos ha cabido en suerte
descubrirnos unos a otros
y experimentar la dicha del encuentro.
Tú nos has proporcionado la oportunidad
de completarnos.
Por encima de todo te pedimos
que en lo que nos hace diferentes
florezca la unidad.
Descúbrenos cómo nos reúnes
en Jesucristo, que es uno contigo
y nosotros en él.
(F.Chabneau)

- Por las vocaciones

Nuestro mundo necesita hoy hombres y mujeres que sepan vivir y dar testimonio de su fe en Jesucristo, allí donde se encuentren.

- Señor que haya laicos comprometidos que, viviendo en medio de nosotros, trabajen por la construcción de un mundo mejor.

Porque creemos que se puede vivir la vida de modo diferente a como estamos acostumbrados a verla todos los días,

- Elige de entre nosotros religiosos y religiosas que, entregados totalmente a ti, nos enseñen que tú, Jesús, eres lo más importante de la vida.

Somos amigos tuyos, no podemos caminar solos, necesitamos quienes nos reúnan en torno a ti y nos ayuden a seguirte.

- Mándanos, Señor, sacerdotes que alienten nuestro caminar, nos ofrezcan tu palabra, tu perdón y tu pan.

(CPV Caracas)

- Padrenuestro

Preparado por Carlos Comendador Arquero

Volver arriba
EditRegion1

:: El hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, está llamado constitutivamente a la paz y a la armonía con Dios, con los demás hombres, consigo mismo y con toda la creación. El CINE puede hacerse intérprete de esta inclinación natural, y transformarse en ámbito de reflexión, de promoción de valores y de invitación al diálogo y a la comunión.

:: El CINE puede contribuir a acercar a personas distantes, reconciliar a enemigos, y favorecer un diálogo más respetuoso y fecundo entre culturas diversas, señalando el camino de una solidaridad creíble y duradera, presupuesto indispensable para un mundo de paz. ¡Sabemos cuánta necesidad de paz tiene el hombre para ser verdadero artista y realizar un verdadero CINE! (JUAN PABLO II)